Colaboramos con el trabajo ambiental de SEAMOS BOSQUES restaurando los bosques nativos de nuestro país.

Para asegurarse que cada árbol plantado llegue a la edad adulta, SEAMOS BOSQUES los geolocaliza y monitorea durante 20 años. 

Una vez que los árboles adquieren cierto tamaño, se genera el microclima que permite la aparición de otras especies vegetales, animales, hongos y líquenes.

De esta manera, el bosque recupera su aspecto sano, su estructura y su función, restaurando definitivamente el ecosistema forestal que estaba degradado o destruido.

Actualmente plantan especies emblemáticas de las yungas tucumanas.

Además de reforestar los bosques, SEAMOS BOSQUES realiza un montón de actividades distintas.

Podés conocer más sobre ellos en www.seamosbosques.com.ar